Qué debes preguntarte antes de unirte a una red social

Muchos deben decirte que tu empresa debe estar presente en las redes sociales; y en varias, por no decir en todas. Pues en Estudio Momo te decimos que no siempre debe ser así, que incluso puede que no sea recomendable. ¿De qué depende? Entre otras cuestiones, de tu sector, por ejemplo. Así que ¡no te tires a la piscina de las redes sociales sin antes hacerte las siguientes 4 preguntas básicas!

1. ¿A qué red social de todas las existentes me apunto?

Cada día son más las redes sociales pues se especializan por temática, siendo pues todas diferentes y todas con sus requisitos y sus características especiales. ¿Pensabas que todas las redes sociales son iguales? Pues no. Cada una de ellas se usa de una forma y con unos objetivos específicos.  Hagamos un breve repaso de las más usadas y de temática generalista:

  • Facebook: se usa para enviar un solo mensaje a una gran audiencia. Es una buena idea si tu sector es generalista y puede llegar a todo tipo de público: turismo, moda, productos de consumo doméstico, etc. Al usar Facebook recuerda que no debes dirigirte a una sola persona, sino que tus mensajes tienen que ser aptos para todo tipo de personas, ya que cualquiera puede hacer “Me gusta” a tu página. Debes usar Facebook si tu cliente es particular y a priori no recomendamos usarlo si estás en el B2B (Business to Business). Más información: 6 consejos para mejorar tus publicaciones en Facebook.
  • Twitter: se usa para enviar mensajes personalizados. Aunque también se puede usar para enviarlos a una gran audiencia, si lo haces vas a ver que tiene un efecto mucho más discreto que en Facebook. Twitter en cambio es ideal para tener conversaciones de 1 a 1. ¿Un buen uso de Twitter? Conviértelo en un canal de atención al cliente. Más información: 7 consejos para utilizar correctamente Twitter para negocios.
  • Instagram: Esta red social está en auge en España. Es difícil para una empresa sacarle partido, dado que los usuarios la usan para fotografiar momentos concretos y en cualquier caso personales. No obstante, si tu negocio se vende por el sentido de la vista (si tienes un restaurante o una casa rural por ejemplo), es una buena opción estar en Instagram. Más información: Instagram para empresas: 10 consejos para usarlo bien.
  • Pinterest: es una red social que en España se utiliza relativamente poco, tiene unos 500.000 usuarios en España y su actividad es escasa (Facebook tiene más de 18 millones de usuarios españoles activos al mes y Twitter está cerca a llegar a los 7 millones). Es difícil encontrar seguidores locales, y difícil que te sigan, dada la propia naturaleza de la red social. Es buena si te dedicas al sector bodas, a la estética personal, diseño gráfico o si ofreces productos tipo DIY (Do It Yourself – háztelo tú mismo). Por el momento, no consideramos que estar en Pinterest sea un must o necesario, veremos en el futuro. Más información: Pinterest para negocios: cómo usarlo correctamente.
  • Google Plus: nadie sabe para qué ni porqué existe, pero Google dice que es importante estar (normal, es su red social, ¿qué va a decir?). Últimamente se usa mucho para tener perfiles de empresa ya que tu SEO mejora. En cualquier caso, es una red social muy generalista y cuesta encontrar la forma óptima de gestionarla. Si vas a estar presente en Google Plus, no te esperes repercusión y en relación al SEO, más vale no estar presente en Google Plus que estarlo y más adelante abandonar la publicación de contenidos.

2. ¿Mi público objetivo está presente en ella?

Esta pregunta es muy importante. Si una buena parte de tu público objetivo está y es susceptible de buscarte en esa red social es importante estar. Por ejemplo, una tienda de ropa puede encontrar gran parte de su público objetivo en Facebook, puede ir publicando posts sobre ropa, conjuntos, temporadas, etc. Ese contenido va a generar interés y posibles ventas.

En cambio, una gestoría lo va a tener difícil en Facebook. Otro ejemplo: normalmente uno busca servicios financieros cuando los necesita, y la mayoría de gente presente en Facebook no está muy interesada en ver noticias sobre aumentos de tasas, cambios en normativas legales, etc., pues es una red social de ocio. En ambos casos, es mucho más adecuada la red social para profesionales LinkedIn, puesto que puedes encontrar profesionales que dirigen empresas y a los que les interesa todo lo que una gestoría o una asesoría financiera puedan ir publicando.

3. ¿Qué tiempo semanal puedo voy a dedicarle?

Igual que le dedicas tiempo a pensar la publicidad offline, debes dedicar tiempo a pensar la publicidad online. Porque no nos engañemos, el objetivo final de estar en cualquier red social es que la gente te conozca mejor y aumentar las posibilidades de que te compren algo. Y dedicando media hora al mes no vas a conseguir nada; sí, así de claro te lo digo, NADA que valga la pena. Es como si le dedicaras media hora al mes a montar tus escaparates, a limpiar tu hotel o a elegir los productos que vas a vender. ¿En serio esperarías algún resultado sustancial?

Ten en cuenta que como mínimo debes tener dos horas semanales que puedas dedicar a cada red social. Y si no las tienes, lo mejor es externalizar este servicio. Si bien es cierto que no se requiere de grandes conocimientos técnicos para hacer funcionar una red social, que alguien que sepa como gestionar bien las redes sociales invierta su tiempo en ellas te asegurará mejores resultados que si lo haces tú mismo. Sabrá cómo dirigirse a tus clientes, qué mensajes publicar (y cuales no), elaborar imágenes que despierten el interés, etc.

4. ¿Cual es mi nivel de conocimiento de esta red social?

Vale ahora ya tienes decidido que quieres estar en una red social, que la gente que te interesa la usa y que le vas a dedicar al menos dos horas a la semana a generar contenido. Pero ¿sabes cómo funciona? ¿Conoces sus peculiaridades? ¿La has usado alguna vez?

Vale la pena que al principio inviertas unas horas en conocer en profundidad el funcionamiento de cada red social. Porque no en todas se puede hacer lo mismo, ni de la misma forma. Por ejemplo, cada red social tiene sus medidas de imágenes óptimas:

medidas imagenes segun red social

Conclusión sobre las redes sociales en las que tu empresa debe estar

Estar en una red social no debería ser una decisión tomada a la ligera, pues requiere reflexión y tener unos objetivos establecidos. Los que nos dedicamos profesionalmente a asesorar a empresas también en estos términos siempre nos hacemos estas preguntas desde el punto de vista del cliente para determinar dónde debe invertir sus recursos.

Y lo cierto es que no nos importa decirle a un cliente que no le conviene estar en una red social o en ninguna, aunque parezca que para nosotros sea una “venta perdida”.  En Estudio Momo nos mueve el servicio bien hecho y honesto.

Y vosotros, ¿os habéis preguntado alguna vez estas cuestiones antes de entrar en una red social a nivel profesional? No dejéis de escribir cualquier comentario o en la caja de abajo.
Y como siempre: ¡Gracias por leer! EmojisMOMO smile

Qué debes preguntarte antes de unirte a una red social
Valora este post

 

Facebook
Twitter
LinkedIn

Sobre el autor/a de este artículo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos artículos de marketing online