Cómo multiplicamos las visitas a una web por tres

Quizás te has preguntado alguna vez si realmente el marketing online sirve para algo, si no es el cebo en Internet de los últimos años. Y lo entiendo. Muchas veces nos cuesta visualizar lo que significan unos buenos resultados en Internet. Por eso, te quiero explicar cómo triplicamos las visitas web (o el tráfico web) de uno de nuestros clientes. En tres sencillas claves y sin tapujos.

Lo primero: ¿qué necesitas tener claro?

Quisiera empezar este artículo diciéndote que el marketing online sí funciona y sí lo necesitas, porque una cosa es que tu marca tenga una web y otra que alguien la visite.
Pero el hecho es que cada cliente, cada marca y cada caso requiere de un análisis y unas acciones previas para obtener resultados.
Haber triplicado las visitas en este caso concreto está muy bien, pero las cosas claras y el chocolate espeso: puede que esto no sea lo que necesitas. Esto no es una receta de cocina que puedas replicar. Algunos ejemplos:

  • Puede que tus visitas sean tan escasas que necesites multiplicar tu tráfico web no por 3, sino por 10. Ello conlleva unas acciones diferentes.
  • Quizás tengas una tienda online y la compra media sea de 100€, y para que los números te salgan necesites 3.000 visitantes con un ratio de conversión del 3% -y eso es mucho- (lo cual se traduce en 9.000€ de ventas mensuales).
  • Tal vez quieras aumentar tráfico web que se convierta en suscriptores para poder enviarles newsletters con información relevante y promocional.
  • Puede que lo que necesites sean visitas de difícil acceso: empresarios, mayoristas, personal técnico o criadores de pollo con dieta macrobiótica. Por decir algo.

Así que lo primero que debes preguntarte es: ¿qué tipo de tráfico web busco para mi negocio?

El caso de este cliente

Este estudio de interiorismo siempre ha tenido claro que quería ganar notoriedad de marca entre personas de alto poder adquisitivo. Que más gente los conozca, que más gente se enamore de las cosas que hacen.
Para ello, establecimos que necesitaba más visitas a su blog, donde explica con detalle cada proyecto que realiza, cada exclusivo producto que ofrece y es el lugar donde conocer a cada uno de los miembros de su equipo.

Te voy a dar 3 claves que en el caso de este cliente han resultado efectivas para obtener más tráfico web.

#1 · Fuentes “satélite” de visitas web

Son aquellos medios, digitales o no, que no son intrínsecos a la web pero que pueden alimentarla con tráfico web. Pueden ser redes sociales, apariciones en prensa escrita, cartelería, packaging, menciones en otras webs… hay infinidad de formas de hacer llegar visitas a tu web. Pero primero debes seleccionar cuales quieres. Para ello, una buena base para saber por cuales comenzar es Google Analytics.

Dirígete al apartado Adquisición > Visión general y verás desglosado de dónde te viene todo el tráfico web. Analiza cada fuente y determina si trabajarla es de interés para tu objetivo.

El caso de este cliente

Por ejemplo, en la fuente de tráfico “Social”, establecimos que solamente dos redes sociales estaban aportando suficiente cantidad de tráfico como para considerarlas importantes. En vez de perder el tiempo en las demás redes que tenían, se dejaron en un segundo plano y la mayoría de horas destinadas al social media se emplearon en estas dos. Con una estrategia comunicativa fuertemente marcada y tras un tiempo, se multiplicaron considerablemente las visitas desde fuentes sociales. Y es que vale más invertir mucho tiempo en una o dos redes sociales que invertir poco tiempo en cuatro o cinco.

fuente social de visitas web

2015 (sin estrategia de Marketing Online)

fuente social de tráfico web

2016 (con estrategia de Marketing Online)

Comparativa del tráfico proveniente de redes sociales en el mismo mes del año anterior

#2 · Publicidad de pago

Mucha gente nos pregunta si es necesario hacer publicidad de pago. Por lo general digo que sí, pero incluso si a ti te conviene, debe hacerse bien.
De nuevo, debes analizar tus objetivos, tu competencia, tu sector, los precios de las diferentes plataformas de publicidad online de pago, etc. Algo que debes saber es que con la publicidad pagada recibes mucho tráfico, aunque no siempre es de la mejor calidad. Si recibes 1.000 visitas web pero ni una se convierte en un cliente, la calidad de tu tráfico web es muy pobre.
Una forma rápida de analizar la calidad de tus visitas es conocer estos 3 datos:

  • Páginas/sesión: páginas que un visitante ve de media cada vez que entra.
  • Duración media de la sesión: tiempo que se pasa de media el visitante en tu web.
  • Porcentaje de rebote: porcentaje de personas que entran a la web y se van sin navegar en ella.

Las dos primeras, como más altas mejor. La tercera, mejor como más baja sea.

El caso de este cliente

Como el objetivo de este cliente es ganar notoriedad de marca, la publicidad pagada que le confeccionamos nunca es agresiva ni de venta directa. Solamente se hace publicidad en Facebook, aprovechando que ya poseen una audiencia que ayuda a abaratar este coste. El objetivo de la publicidad realizada es doble: aumentar el número de “Me gusta” y promocionar posts con consejos de interiorismo, noticias de decoración o presentación de los miembros del equipo. Por ello, aunque se consigue más tráfico, al mismo tiempo la calidad de las visitas se mantiene estable e incluso mejora.

estadísticas básicas de visitas web

2015 (sin estrategia de Marketing Online)

estadísticas básicas de tráfico web

2016 (con estrategia de Marketing Online)

Comparativa de calidad del tráfico en el mismo mes del año anterior

#3 · Blogging (y newsletter)

Montar un blog interesante es como tener a un lado de la carretera un millón de ladrillos y al otro lado un solar de 1000m2. El objetivo está claro: montarte un chalet con piscina de la h***ia. Pero en medio tienes una carretera con coches, tractores, caballos y ciclistas. Ellos representan las preocupaciones del día a día, esas “cosillas” que no te dejan plantarte delante del PC y escribir aquello que sabes que interesa a tus posibles clientes.

El resultado es que al final escribes -con suerte- una vez al mes… para hablar de ti. Porque “ya que pierdo la mañana hablo sobre este producto mío que es la caña a ver si vendo más”. Y no amigo, las cosas no van así. La gente no va a leerse 800 palabras de contenido comercial. La gente va a venir a ti para que le resuelvas dudas gratis.
Así que apropiate una buena pértiga, sálta esa carretera llena de coches y construye un blog hecho y derecho, que resuelva dudas y que sea útil para tu cliente ideal.

Por otra parte, no aconsejaría a nadie esto de tener un blog si no le da salida mediante newsletter y/o redes sociales. La gente no va a leerlo por arte de magia, tienes que salir a buscarla y generarle interés. Puede que algún día gracias a este trabajo de hormiguita, alguien no sólo te compre, sino que adore a tu marca.

El caso de este cliente

Ellos tenían un blog desde hacía varios años, pero no veían resultados. Como suele pasar, su blog era una gran oda a ellos mismos. Error. Juntos establecimos un nuevo estilo de blogging, más comunicativo, informal y útil.

Por otra parte, empezamos a enviar los artículos de blog a una preciosa base de datos que tenían con miles (¡miles!) de contactos que no usaban más que para enviar una felicitación navideña y avisar de que en agosto estarían de vacaciones.

El resultado se puede ver en el apartado de Google Analytics > Adquisición > Aquisición directa, que mide aquellos visitantes que han llegado a tu web porque poseían tu enlace. Lo más habitual es que este tráfico venga desde una newsletter.

fuente directa de visitas web

2015 (sin estrategia de Marketing Online)

fuente directa de tráfico web

2016 (con estrategia de Marketing Online)

Comparativa del tráfico directo en el mismo mes del año anterior

 

Conclusión sobre el aumento del tráfico web

Ya llevo 1.287 palabras y seguiría unas cuantas más, pero no quiero aburrirte. Soy consciente de que no has descubierto la sopa de ajo, pero al menos espero haberte despejado algunas dudas sobre la efectividad del Marketing Online.
De nuevo, para establecer qué es un éxito, antes debes saber cual es tu objetivo en el ámbito online. Por supuesto que puedes aumentar el tráfico web de tu página, pero el camino es largo y laborioso. Nadie da duros a cuatro pesetas.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Qué estrategia usas para aumentar tus visitas? ¡Déjame un comentario al final de la página!

Gracias por leer y hasta pronto

Lectura extra: Cómo medir el impacto de las redes sociales con Google Analytics.

Cómo multiplicamos las visitas a una web por tres
Valora este post

 

Facebook
Twitter
LinkedIn

Sobre el autor/a de este artículo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos artículos de marketing online