Experiencias: cómo destacar en la nueva era del marketing

¿Estás en búsqueda de una ventaja competitiva? ¿Has pensado en crear experiencias para tus clientes? En esta entrada te explicaré cómo crear experiencias y porqué son esenciales para destacar en este ruidoso mundo que se aproxima.

Se dice que desde principios de los 90 y hasta el 2015 estuvimos en la sexta era del marketing, la de la relación, en la que las empresas debían construir relaciones satisfactorias y a largo plazo con sus clientes para trabajar la retención de los mismos, o su lealtad. Dicho de otra forma, cuanta más información tenía una empresa de su cliente, mejor servicio o producto podía ofrecerle.

Actualmente nos movemos hacia la séptima era del marketing, en la que desarrollar experiencias exquisitas, informativas y útiles desde las lentes del marketing es la nueva forma de desarrollar estrategias de marketing que van hacía delante.

Y es que con la entrada generalizada del social media, desarrollar una relación entre empresa y cliente es más complejo. Lo digital ha alterado la forma en que nos relacionamos con los consumidores, pues ahora debemos establecer una relación con ellos desde el primer contacto y de forma permanente. Esta expansión de la responsabilidad del marketing durante todo el ciclo de vida del consumidor, y la complejidad añadido por todo lo digital, están creando una evolución real del marketing.

Qué se entiende por experiencia

Cuando una empresa crea una web o algo con una dimensión física, como una conferencia o una revista impresa, está creando una experiencia para su audiencia. El objetivo es aportar al cliente un valor añadido diferente al servicio o producto que la empresa comercializa.

Ejemplos de empresas que crean experiencias

Por ejemplo, Kraft Foods tiene marcas tan conocidas como Heinz, Oscar Mayer o Philadelphia. No obstante, su web comidakraft.com, con recetas, consejos e ideas, es una experiencia y aporta un valor al consumidor, diferente al de sus productos.

Comida Kraft
comidaKraft.com es una experiencia que ofrece valor a sus consumidores.

Otro ejemplo es una mercería que organiza un curso de costura gratuito como una forma de proveer a sus clientes de una experiencia física.

Una experiencia es una combinación de lo digital o lo físico, contenido y todo lo que crea valor para el consumidor.

Tradicionalmente el marketing nos entrena a describir el valor, y ahora el reto es crearlo. Esto es especialmente importante cuando en los próximos 5 años, 3.000 millones de personas más se conectarán a Internet. Nuestro producto o nuestro servicio estará siempre en peligro de ser copiado o convertido en un commodity (es un producto básico, genérico y sin diferenciación.). La experiencia que esté por encima del producto o servicio es lo que nos diferenciará.

Uber ha revolucionado lo que significa coger un coche de un punto A a un punto B, Airbnb ha cambiado la industria vacacional. ¿Cómo lo han hecho? Ofreciendo una mejor experiencia. Algo tan fundamental como cambiar la aproximación de tu negocio o algo tan aparentemente pequeño como empezar un blog aportan valor al consumidor.

Otro ejemplo de una empresa que crea valor es LEGO, no sólo con su parque temático sino también con su película. Se trata de cambiar el negocio para encajar con el propósito del contenido, y no de cambiar el contenido para encajar con el propósito del negocio.

Lego la pelicula
Lego La Película es una experiencia más de Lego.

Cómo empezar a crear experiencias

El siguiente método lo pueden poner en práctica equipos de marketing de 1 persona o de 100.

Empieza analizando tu embudo del proceso del cliente. Desde la captación inicial hasta la lealtad y la evangelización. ¿Dónde tiene tu negocio el mayor problema ahora mismo? Allí dónde tengas la mayor dificultad encontrarás el punto menos resistente a intentar algo nuevo e interesante.

Una vez identificado este punto de mayor quebradero de cabeza, decide qué valor, separado del producto o servicio que ofreces, es el que tus clientes necesitan en ese punto del proceso. Podría ser educación, entretenimiento, un evento, relacionarse con otros clientes, o cualquier otra cosa. Una vez hayas pensado en ello, decide cómo desarrollar ese valor como una experiencia para el cliente.

Los de marketing estamos acostumbrados a pensar primero en el medio de comunicación (un anuncio de televisión, de radio, de prensa, uno en una web, en un blog) y luego en la historia. En vez de eso, decide qué historia quieres contar y luego piensa cómo quieres expresarla: un blog, un webinar (es una conferencia web similar a una reunión personal porque permite a los asistentes interactuar entre sí) o todo lo anterior.

¡Bien pues eso es todo!

Ya sólo tienes que ponerte en marcha. Si crees que podemos serte útiles, ¡ya sabes! emojis-momo_03

Y como siempre, si quieres dejarnos un comentario no dudes en hacerlo en la caja situada debajo, estaré encantado de conocer tu opinión.

¡Gracias por leer!

Lectura extra: Cómo inspirar a tus fans para que compartan tus historias.

Experiencias: cómo destacar en la nueva era del marketing
Valora este post

 

Facebook
Twitter
LinkedIn

Sobre el autor/a de este artículo

2 comentarios en “Experiencias: cómo destacar en la nueva era del marketing

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos artículos de marketing online