8 mitos del diseño web cazados

No es (totalmente) tu culpa. Después de todo, no eres un diseñador profesional, por eso contrataste a uno. Quizás pienses que por eso tu nueva web debería de ser tal y como tú creías que debía ser. Y, en cambio, recibes algo diferente, que no acaba de encajarte.

Tras estar involucrada en docenas de proyectos web y de haber tratado a otros tantos clientes, en este artículo voy a dar caza a 10 mitos del diseño web que te permitirán entender porqué debes prestar más atención a tu diseñador porque eso será lo mejor para tu negocio (aunque quizás no para ti).

#1: Más funcionalidades = Mejor diseño

Tu participación en el diseño de tu nueva web, tu feedback, no debe basarse en como si estuvieras en un centro comercial con un cheque regalo de 2.000€. Me he encontrado a demasiados clientes que quieren hacer hueco sí o sí a demasiadas ideas en una sola web. Piensan que cuanto más haga una web, mayor valor tendrá para sus usuarios. Sin embargo, la verdad es completamente lo opuesto. Una web que no sea compleja ni complicada, puede presentar el mensaje primario mucho mejor. Una web diseñada de forma sencilla puede ser intuitiva y ofrecer una experiencia de marca positiva y memorable para el usuario.

Consejo: diseña tu nueva web pensando primero en el móvil, dónde el contenido debe ser el justo y las funcionalidades limitadas.

#2: El diseño lo cura todo

El diseño es algo más que colores, gráficos y fuentes. Es experiencia, interacción y función. Un buen diseño puede solucionar retos a nivel de experiencia del usuario, como una lastimosa navegación o una pobre experiencia de marca. No obstante, el diseño poco tiene que ver con una falta de contenido, un tráfico escaso hacia la web, una participación inexistente o una tasa de conversión ridícula. Todo esto tiene que ver con el contenido y sería un tema más de marketing.

Consejo: el contenido debe trabajarse antes que el diseño. De esta forma, solucionas los problemas de marketing fijando un mensaje comercial, antes de diseñar la nueva web. De esta forma, te aseguras que la nueva web no lleva estos problemas iniciales a un punto tan lejano que se deban realizar muchísimos cambios para entonces solucionarlos e intentar hacer que la nueva web cumpla con sus objetivos.

Se dice que si el contenido es el rey (y lo es), el diseño es la ropa hecha a medida del rey. Esa ropa se hace teniendo en cuenta el contenido y acentuando sus mejores características.

#3: La gente lee tu web

Si tu portada tiene muchas palabras, probablemente tengas un porcentaje de rebote importante (porcentaje de visitantes que se van de una web tras haber visto tan sólo una página). Esta es una de las cosas que más debo “luchar” con algunos clientes, pues ellos quieren que todo esté en la portada, y yo lo mínimo y lo más importante.

Consejo: utiliza visuales, vídeo y contenido fluido e intuitivo. Esto mostrará que tu negocio sigue el “menos es más”.

Te puede interesar: Porqué debes optimizar tus textos web para móvil.

#4: Los pases de diapositivas son guays

No lo son. Se han convertido en un quebradero de cabeza para muchas empresas que no están seguras de con qué mensaje se queda el visitante. ¿El de la diapositiva 2? ¡Pero si he dejado lo mejor para la 5 para el efecto final! Bien, pues la gran mayoría de usuarios no se esperan ni a la segunda, de la misma forma que difícilmente tu visitas la segunda página de resultados de Google. Además, en esta era de la impaciencia y de los dispositivos móviles, los pases de diapositivas piden un tiempo de atención que los usuarios no están dispuestos a prestar. Al revés, les ponen nerviosos y reducen la participación.

Consejo: céntrate en una única propuesta de valor y en una única llamada a la acción primaria. Obtendrás mayor participación.

Claro que si tu negocio es muy visual, como es el caso de un establecimiento turístico, un pase de diapositivas tiene algo más de sentido. Pero ni muchos pases, ni muchas diapositivas.

#5: El éxito llega de la noche a la mañana

Hay dos tipos de error que muchos clientes están tentados de cometer cuando se trata de planificar un rediseño de web:

  • Error 1: Creen que la parte más difícil es construir la nueva web. En realidad, hacer la parte visual de una web es más fácil que crear el contenido adecuado, o hacer que la web esté bien situada en el ranking de resultados de Google.
  • Error 2: la web de un negocio NO debe verse como un libro, sino como una revista. Por ello, si sigues una estrategia de “hazlo y olvídate de ello”, como si escribes un libro, a menudo obtendrás una web desfasada en cuestión de pocos meses. Empresas con este tipo de enfoque necesitan rediseñar sus webs cada año. Si enfocas la nueva web como si fuera una revista, ofrecerás a tus clientes algo nuevo con cada visita. Si añades contenido fresco y participativo de forma frecuente, la web de tu negocio será siempre actual y de ayuda para tus clientes.

#6: Hacer partícipe al usuario con negritas, colores llamativos y imágenes de stock

El diseño visual tiene que ver menos con hacer cada sección de la web algo visualmente atractiva y más con dirigir la atención de los visitantes a lo que queremos, en el orden adecuado para facilitar una experiencia intuitiva del usuario. Si tu método consiste en negritas, colores llamativos y fotos que se ven “falsas”, tienes o bien un problema con el contenido o necesitas un nuevo diseñador.

#7: Tus “pequeños retoques” hacen que el diseño sea mejor

Este mito es uno de los grandes; uno que me ha perseguido durante años y aún lo hace cuando creamos soluciones web. Todo empieza cuando una empresa con una web fea o vieja (o las dos cosas) nos contrata y luego nos dice cómo debe ser el “look and feel” de la nueva web.

Es curioso (o no), pero nuestras mejores webs han salido con empresas que tienen claro que nos contratan porque confían en nosotros, y por lo tanto saben que como expertos en diseño web y marketing online, somos los que podemos ofrecerles la mejor solución. Por supuesto, siempre ofrecemos un periodo de revisión en el que la empresa nos da su feedback y de ello sale un diseño mejor. Pero te aconsejo vivamente que confíes en el diseñador o la diseñadora con la que decidas trabajar: está allí para hacer lo mejor por tu negocio.

Consejo: cuando te decidas por un estudio de diseño web u otro, preséntales problemas de diseño y de participación, no les propongas soluciones. Es su trabajo (y el mío) el solucionar esos problemas y obtendrás su mejor resultado si le dejas trabajar.

#8: Ves tu web y tu empresa como tus usuarios y tus clientes lo hacen

Este es otro mito común, y el último de este listado. Como trabajador o propietario de tu empresa, asumes que tus clientes entienden lo que tú les dices y cómo se lo dices: tu terminología, tu razonamiento, etc. Pocas veces se da ese caso. Tu web necesita comunicarse con tus clientes y para ello debe ser un contenido corto, sencillo y fácil de entender. Para tontos, sí, como dice mi compañero Pablo EmojisMOMO smile.

Si no tienes en cuenta las necesidades de tus clientes, sus miedos y sus deseos, estás desaprovechando la oportunidad de construir una relación con ellos. En vez de concentrarte en lo que quieres que el cliente vea, hazles primero entender que entiendes su problema. De este forma tu marca ganará credibilidad cuando les digas que tengan en cuenta tu servicio o tu producto.

Consejo: cuando planifiques y escribas el contenido para la nueva web de tu negocio, hazlo com si fuera un mensaje personal a tu mejor cliente. Comunícate con él de forma personal y directa. Asegúrate que consideras sus necesidades y sus deseos como también sus miedos y preocupaciones generales. Asegúrate que tu web considera lo que tus usuarios necesitan antes de explicarles lo que tú quieres que sepan.

¡Eso es todo!

Espero que con estos 8 mitos del diseño web cazados, entiendas mejor esta tarea y, con ello, tu negocio se beneficie de su presencia online. EmojisMOMO Smile

Si quieres una nueva web para tu negocio, y quieres contar con nosotros, puedes contactarnos y estaremos encantados de trabajar juntos en mejorar digitalmente tu negocio.

¿Quieres comentar alguno de los mitos cazados? ¿Aportar algún otro? ¡Házlo en la cajita situada debajo y estaré encantada de leerte!

¡Hasta la próxima!

Lectura extra: 4 razones por las que NO renovar tu anticuada web.

8 mitos del diseño web cazados
Valora este post

 

Facebook
Twitter
LinkedIn

Sobre el autor/a de este artículo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos artículos de diseño web

Cómo afecta el RGPD a mi web

Cómo afecta el RGPD a tu web

¿Últimamente recibes correos de empresas solicitándote el consentimiento para seguir enviándote información? Imagino que sí. También es probable que hayas entrado en tu Facebook o